El área de Obras e Infraestructuras incluye en las cuentas de este año la partida para rehabilitar la fachada del inmueble, uno de los más antiguos de la ciudad y que sirvió de cárcel en el siglo XVIII

 

El Ayuntamiento de La Laguna ha presupuestado en 88.937,91 euros la restauración de la portada de la Casa del Corregidor, el único elemento original, de piedra volcánica roja, que aún conserva este inmueble de 1540, uno de los más antiguos de la ciudad. La Concejalía de Obras, Infraestructuras y Accesibilidad será la encargada de tramitar la ejecución de esta actuación, para lo que ya dispone de la partida en las cuentas de este año.

El alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, destaca “el compromiso adquirido por este equipo de Gobierno para conservar y recuperar aquellas joyas patrimoniales del municipio que, durante años, han permanecido invisibilizadas a pesar de su gran valor, como por ejemplo son los casos de la Casa de Anchieta, las ruinas de la antigua iglesia de San Agustín, la ermita de San Miguel y la Casa del Corregidor”.

Gracias al “esfuerzo” realizado por parte de las áreas implicadas, el regidor local resalta que “vamos dando cumplimiento a este cometido”. Por un lado, informa de “la inminente apertura de la Casa Anchieta, totalmente rehabilitada y que queremos musealizar para difundir la vida del santo lagunero”, y anuncia que “ya está todo preparado para iniciar este mismo mes la consolidación de las ruinas de San Agustín, con el fin de convertir el espacio en uno de los escenarios culturales al aire libre más importantes de toda Canarias, así como las obras de la ermita de San Miguel, que también comenzarán en breve”.

Por otro lado, especifica que “en este 2022 nos centraremos en llevar a cabo todo el procedimiento necesario para restaurar la fachada de la Casa del Corregidor, porque, pese a ser uno de los inmuebles más importantes de la ciudad, con más de 400 años de historia y utilizado como cárcel en el siglo XVIII, la portada ha permanecido tapada para protegerla en todo lo posible de un mayor deterioro”.

El concejal de Obras e Infraestructuras, Josimar Hernández, explica que el presupuesto para este ejercicio incluye la partida para rehabilitarla, por lo que desde el área se iniciará el procedimiento administrativo pertinente “para encargar los trabajos a una empresa especializada, ya que se trata de una intervención muy delicada no solo por el valor patrimonial que tiene la construcción, sino también porque conlleva actuar directamente en la piedra volcánica para su consolidación y limpieza”.

Si bien el edil reconoce “la complejidad” de estas labores, agrega que “nos esforzaremos por agilizar la tramitación para encontrar a un equipo experto que posibilite la recuperación de este edificio con todas las garantías, siguiendo rigurosamente el proyecto, que ya cuenta con el informe positivo de la oficina de Gestión del Casco Histórico de la Gerencia de Urbanismo”.

La concejala de Patrimonio Histórico, Elvira Jorge, especifica al respecto que este proyecto establece las fases a llevar a cabo para “poder restablecer la integridad física material de la portada, debido a los daños y deterioro que presenta en la actualidad”.

De manera detallada, los primeros pasos se centrarán en el análisis e identificación de los materiales, para posteriormente pasar a la consolidación de la piedra y a eliminar los morteros de cemento y el resto de elementos que no forman parte de la fachada original, como  los clavos, tuercas, tacos añadidos con posterioridad. Se realizará, además, una limpieza superficial de la piedra, se quitará la capa biológica generada con el paso del tiempo, se sellarán grietas y juntas y se tratarán los metales, entre otros trabajos.

La edil indica que desde el área también se contempla la elaboración de una maqueta a escala para “divulgar y poner en valor las características e historia de este inmueble”.

Elvira Jorge señala que, “aunque perseguimos frenar los daños y las causas que han generado el deterioro de la portada de este tipo más antigua de Tenerife, siguiéndose sobre todo criterios conservativos, desgraciadamente hay q esperar al periodo de tiempo seco y sin lluvias, por lo que las obras, de acuerdo a las indicaciones técnicas, no pueden comenzar de ninguna manera antes del mes de mayo o de los meses de verano, ya que se pondría en riesgo su conservación”. Con estos trabajos, agrega que «esperamos que se recupere todo el esplendor que la portada de cantería roja encuadrada por un alfiz, en un estilo renacentista de corte plateresco que presentaba en el momento en el que fue construida”.