Agentes locales y nacionales, junto a la Guardia Civil, refuerzan la seguridad entre este viernes y el domingo, cuando se prevé que se produzcan aglomeraciones, especialmente, para celebrar Halloween

 

El dispositivo puesto en marcha por la Policía Local de La Laguna, la Policía Nacional y la Guardia Civil para controlar el ocio nocturno en el municipio, especialmente en la zona del Cuadrilátero, cobrará mayor fuerza entre este viernes y el domingo. El concejal de Seguridad Ciudadana, Alejandro Marrero, informa de que los agentes intensificarán la vigilancia más allá del centro de la ciudad para evitar situaciones de inseguridad, botellones y fiestas ilegales durante este puente, ante la previsión de que se produzcan aglomeraciones y al “tenerse conocimiento de la organización de quedadas multitudinarias a través de las redes sociales para celebrar Halloween con alcohol”.

El edil especifica que unos 40 efectivos participan cada día en el operativo. Mientras que en el Cuadrilátero se va a mantener igual ante “los buenos resultados obtenidos el pasado fin de semana”, apunta que se reforzará la presencia en otros puntos del territorio, como en Pueblo Hinojosa.

“En esta urbanización, la celebración de Halloween se ha convertido en una tradición, que destaca por su ambiente familiar y por la gran cantidad de personas que salen a la calle”. Ante la afluencia que se espera, Alejandro Marrero señala que un equipo de la Policía Local se trasladará este domingo a este núcleo de Finca España “para garantizar la seguridad vial en este sitio, limitando el tráfico y facilitando el tránsito de peatones”.

Otros servicios especiales también están previstos en otros lugares, en estos casos, “con el objetivo principal de evitar botellones y fiestas ilegales, que ya sabemos que se están planeando por vías como las redes sociales”, avisa.

En el Cuadrilátero, se desarrollará el mismo operativo que el pasado fin de semana, aunque se hará “una mayor incidencia en los objetos”. Como esta festividad se caracteriza por sus disfraces, el concejal explica que se prestará “especial atención” a las personas que porten elementos que puedan resultar peligrosos, “requisándolos antes de entrar en el espacio”. Lo mismo que ya se ha hecho y que se continuará haciendo con las bebidas alcohólicas y los dispositivos de sonido, para “garantizar la convivencia en esta zona del centro de la ciudad”.

En el entorno próximo, además, la Guardia Civil llevará a cabo controles de consumo de alcohol y drogas.

El edil agradece a todos los agentes implicados su colaboración y hace un llamamiento a la responsabilidad ciudadana para que, “entre todas y todos, podamos disfrutar de este puente de una forma segura”.