El Ayuntamiento de La Laguna, a través del área de
Desarrollo Rural y Agrario, y los vecinos de caseríos de Anaga que pertenecen
el municipio –Bejía, El Batán, Chinamada y Carboneras–, preparan el II
Encuentro con los sabores de las Montañas de Anaga.
Se trata, según explica el concejal del área, Antonio
Pérez-Godiño, “de unas jornadas de acercamiento a la historia, la tradición y
los sabores de Anaga, declarada Reserva de la Biodiversidad por la Unesco”, una
actividad “que pretende poner en valor la actividad rural, agraria, artesanal y
los productos locales del principal pulmón de la Isla”. “Se busca mezclar
acciones que se dirijan a potenciar el conocimiento exterior de estos pueblos, revalorizar
la producción local, y en definitiva, incentivar acciones que ayuden a la
puesta en marcha de nuevos nichos de desarrollo”, agrega.

Durante dos jornadas –30 de septiembre y el 14 de
octubre—los caseríos laguneros de Anaga expondrán sus tradiciones, su legado,
su forma de vida en todos los aspectos. Un aspecto destacado de este evento es
que el programa que se desarrollará ha sido construido por los vecinos, se está
trabajando de forma comunitaria para que los habitantes de estos núcleos sean
protagonistas en este proyecto y colaboren en el mismo.
En cada evento el protagonista será el producto local como
el ñame, el queso, el vino o el lino. Además, lo que se pretende es potenciar
también otros valores del lugar como puede ser la historia, tradición y
folclore, el paisaje, el senderismo, la gastronomía, relacionado con el sector
primario.
El 30 de septiembre se ofrecerá un desayuno montañero en El
Peladero, El Batán; se celebrará una ruta etnográfica entre Bejía y El Batán
comentada por los propios vecinos y conocedores de todos los detalles de la
forma de vida en la zona. La visita incluye una muestra y degustación de
productos locales en la Plaza de El Batán y la ruta del Lino; la jornada
concluirá con la actuación de la Parranda El Batán.
Para el 14 de octubre, la actividad se centrará en los
caseríos de Carboneras y Chinamada. Los asistentes podrán saborear un desayuno
montañero en Las Carboneras, a lo que seguirá un recorrido por los oficios
tradicionales y los productos de la zona. En Chinamada también tendrá lugar una
muestra de productos locales acompañado por la información de los vecinos y una
ruta etnográfica por el mirador de Aguaide, arada y juegos tradicionales y concluir
con la actuación de la Parranda en la plaza de Chinamada.