El Cabildo de Tenerife acogió la presentación del
anteproyecto de trazado y construcción de la denominada circunvalación de La
Laguna, cuya redacción, aprobada en Consejo de Gobierno de Canarias la semana
pasada, inicia el proceso para una importante obra que permitirá desahogar el
tráfico de la TF-5, a través de una nueva vía que rodeará el casco lagunero por
un lateral del aeropuerto de Los Rodeos. Esta vía que tendrá capacidad para
acoger el tránsito de unos 80.000 vehículos, con el menor impacto ambiental, ya
que es la alternativa con más baja afección sobre el territorio e irá soterrada
en un 70 por ciento, aproximadamente.

En esta presentación participaron el presidente del Gobierno
de Canarias, Ángel Víctor Torres, el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro
Martín, el consejero regional de Obras Públicas, Sebastián Franquis, y el
alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez. Todos ellos destacaron que la
colaboración entre las tres administraciones ha sido decisiva para impulsar
este proyecto después de 12 años de paralización.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres,
dijo, en este sentido, que “hemos venido a cambiar las cosas, y teniendo
como objetivo otra forma de gestionar, ponemos sobre la mesa actuaciones
estructurantes, que mejorarán la calidad de vida de la ciudadanía en la Isla de
Tenerife. Proyectos como la playa de Valleseco, el convenio de las Chumberas o
el cierre del Anillo Insular son una prueba de ello y ahora, con esta inversión
plurianual de más de dos millones de euros para la redacción del anteproyecto,
consensuada entre las tres administraciones, demostramos que cuando se trabaja
de la mano los resultados son siempre los mejores para las personas”.

El presidente del Cabildo, Pedro Martín, destacó que la
circunvalación de La Laguna “es la mejor alternativa desde el punto de
vista ambiental y es un acuerdo consensuado en el grupo de gobierno insular,
que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de La laguna y que será la solución
definitiva a un problema gravísimo de congestión del tráfico en la zona
metropolitana”. Recordó que “esta no es una propuesta nueva, ya que en
2007 fue aprobada e incorporada en el planeamiento insular en 2007, solo que se
guardó en una gaveta y se olvidó. Nosotros entendimos que no podíamos
desaprovechar esta oportunidad, que además cuenta con el visto bueno de Aena, para
dar solución a los problemas de tráfico de la forma más respetuosa con el medio
ambiente”.

El proyecto técnico que se redactará supone prolongar la
TF-5 por una variante de seis kilómetros de largo que unirá el enlace de
Guamasa con la Vía de Ronda, junto al Campus de Guajara, para luego volver a
enlazar con el actual trazado de la autopista hacia Santa Cruz. Además, gran
parte de este trazado se ejecutará en túneles para no afectar a zonas habitadas
ni a la zona de servicio del aeropuerto de Los Rodeos.